miércoles, 8 de junio de 2016

El uso de los mexicanismos en la literatura, artículo de María de Lourdes Victoria

Le damos las gracias a María de Lourdes Victoria por el permiso de usar este artículo que salió publicado en el número 39 de La cometa, el boletín electrónico en español de la Society of Children's Book Writers and Illustrators (SCBWI)

¿Y ahora qué hago con los mexicanismos?

La escritora María Victoria ha publicado varias novelas y cuentos breves y ahora está trabajando en una serie de cuentos infantiles sobre México. Su interés por escribir para niños y jóvenes hizo que se afiliara a SCBWI hace varios años. Aquí ofrece su particular postura ante el dilema de la elección de cierto vocabulario en español, para que los libros alcancen de manera mayoritaria a los lectores de habla hispana, respetando la riqueza y diversidad de cada cultura.

"María, quítale los mexicanismos a tu novela, de otra forma aquí en España nadie te va a publicar”. Así decía el e-mail de mi agente literaria de Barcelona cuya labor, por ese entonces, era encontrarle un editor a mi segunda novela Más allá de la justicia.
Eran las cinco de la mañana y apenas me sentaba a escribir y a saborear mi primera taza de café. A esas horas insólitas de la madrugada suele visitarme mi comadre, la Musa. Mis amaneceres siempre han sido de ella. Ese día me levanté inspirada, ansiosa por continuar mi tercera novela La Casa de los Secretos – una historia de amor durante el siglo XIX. Lo último que se me antojaba era tener que pensar en aquella otra novela, la ya parida, la que tan pronto mandé a mi agente sepulté en campo santo del olvido. Pero ahora ahí estaba ella, reviviéndola con esa correspondencia que además, no entendí. ¿Qué querría decir? ¿Que hiciera yo qué???
Me quité los lentes, los limpié con la manga de mi bata, y repasé esa palabra tan peculiar: mexicanismos. El café de pronto me supo ácido. ¿Se estaría refiriendo a las majaderías de mi protagonista, Sofía, la abogada mexicana? ¡Pero si no puede hablar de otra manera! pensé, defendiéndome. Sofía es de Boca del Río, pueblo de pescadores donde las groserías son el sazón de la lengua. Quitarlas de la narración sería como guisar frijoles sin epazote. O como freír una tortilla sin patatas – para que mi agente me entendiera. Pero quizás eso no era lo que me estaba pidiendo.
Quizás el problema eran los dichos rancheros que a propósito había salpicado en el diálogo, para recalcar el punto de mi orador, y de paso, honrar a mi patria. Y eso…diríamos que es parte de mi estilo narrativo. Algo que nadie le reclama a los grandes, sean de Colombia o de China. Pero claro, yo no soy de las grandes y ahí estaba la prueba. Según mi agente, nadie en la Madre Patria apostaría por mi novela por aquello de los mexicanismos.
Se me subió el indio. Es decir: me enojé. Nunca antes había recibido comentario parecido, ni de mis lectores, ni del sinnúmero de editores (de todas nacionalidades) que han revisado mi trabajo. Pero además, si era cierto que los mentados “mexicanismos” fueran tanto problema, entonces, quería yo saber ¿cómo era que aquél mismo texto había quedado en tercer lugar del Premio Planeta de Novela? Habían competido un total de 509 novelas al galardón mejor dotado de las letras españolas, y 85 de ellas venían de Latinoamérica: 25 de Argentina, 18 de Perú, 16 de México, 12 de Chile, 9 de Venezuela, 8 de Colombia, 5 de Bolivia, 4 de Costa Rica, 3 de Uruguay, 2 de Cuba, 2 de Puerto Rico, 2 de Ecuador, 1 de Paraguay y 1 de Guatemala. El resto provenían de España. El primero y el segundo lugar lo habían ganado dos españoles, pero atrás de ellos, en tercer lugar (o la última que eliminaron) estaba Más allá de la justicia. Con todo y sus mexicanismos.
Me dirigí a la cocina cavilando el asunto. Me serví otra taza de café y salí a la terraza a consultar con la Luna, siempre serena. Suele aplacar mis humores. No tenía por qué enrollarme en mi bandera mexicana y revivir la conquista, razoné. Mucho menos cuando el consejo venía de mi agente quien, sin duda, quería lo mejor para ambas: publicar la novela.
Decidí ignorar el correo. Regresé al escritorio, encendí mis velitas aromáticas, subí la música de inspiración, y comencé una vez más a acariciar las teclas, tratando de seducir a la Musa. Pero no. No hubo manera de retroceder al año 1847, a la antigua ciudad de Oaxaca, donde acontece la trama. La palabra mexicanismo brincaba entre los párrafos, picoteando a mi comadre quien finalmente se hartó y se largó a ayudar a otro escritor en alguna otra parte del mundo. Quizás a Bolivia. O quizás, por pura venganza, a Barcelona.
Le escribí a mi agente pidiendo una aclaración. La respuesta no se hizo esperar:
“…la novela no debe sonar tan mexicana. ¿Me explico? Has de optar por un español lo más neutro posible … la historia es la que es, pero el tema del lenguaje es BIEN importante…ha de poder leer (la novela) cualquier hispano y no saber, al leerte, de dónde procedes. Luego ya lo verá en tu bio… Sé que te encomiendo una tarea titánica, María, y que tal vez te convendría tener a un filólogo que haya hecho Hispánicas para ayudarte en la tarea de buscar vocablos que funcionen en la mayoría de países de lengua hispana…Si quieres, lee La Isla de los Amores Infinitos de Daína Chaviano. Ella es cubana, pero su lenguaje aquí no despertó ningún desconcierto.”

Desconcierto.
Lo confieso. La desconcertada con semejante respuesta fui yo. Y ahora sí no hubo luna que me bajara al indio. Pobre Daína, pensé. Ya la veía yo, borrando obedientemente los cubanismos de su novela, sólo para complacer a su editor. De tal manera que su personaje que antes “jodía” ahora “molestaba”, y la chica que antes era un “bacalao” ahora era una “flaca”, y aquél niño que “montaba guaguas” ahora “andaba en autobús”. ¡La tragedia! La novela que yo definitivamente quería leer, y que todavía quiero leer, es la versión “a la cubana”, aquella narración deliciosa que me acerca a su autora y amplía mi lengua. Sí. Esa lengua que también es mía y que, dependiendo de quién la mastique, sabe bailar danzón, cumbia, merengue y salsa además de flamenco. Me imagino que la pobre Daína tampoco es de las grandes, porque si lo fuera, como Borges, por ejemplo, o como García Márquez, el editor se hubiera tenido que tragar un pincho de argentinismos y de colombianismos con su corto de café. Sobre todo si hablamos de Gabo, en paz descanse.
Esto es lo que nos platica Eloi Jáuregui al respecto, en su artículo en la revista Crónica Viva:
“Cuando García Márquez escribió en la segunda edición de su novela ‘La Mala hora’ en 1967, en el prólogo se leía esta verdad que daba vergüenza ajena: La primera vez que se publicó esta obra, en 1962, un corrector de pruebas se permitió cambiar ciertos términos y almidonar el estilo, en nombre de la pureza del lenguaje. En esta ocasión, a su vez, yo el autor, me he permitido restituir las incorrecciones idiomáticas y las barbaridades estilísticas, en nombre de mi soberana y arbitraria voluntad”.

¡En nombre de mi soberana y arbitraria voluntad!
O sea, y dicho a la mexicana : A la porra con los convencionalismos.
¡Qué ganas de hablar con mi autor favorito y platicar sobre el tema! Qué delicia sería poder preguntarle más sobre esas “instrucciones disciplinarias del idioma” que como bien dice Jáuregui “son entendidas por García Márquez como una matriz carcelaria que pretende aprisionar y estigmatizar ciertas manifestaciones culturales, las que han sido rechazadas por el ‘establishment’ burgués vigente, en nombre del ‘buen gusto’ y de una pretendida defensa del patrón de civilización imperante…”
Todo esto me recordó a ciertos personajes entrañables en la literatura infantil, como Mafalda. Imagínense que le hubieran pedido a Quino (Joaquín Salvador Lavado) que “neutralizara” el español de la Mafalda y quitara los argentinismos. ¡Ay! Eso sí que sería un pecado… Y me pregunto, con esa la convocatoria de escribir y publicar literatura infantil que refleje diversidad ¿qué se supone que debemos hacer los escritores con el lenguaje de nuestros pequeños protagonistas? ¿O acaso queremos agrupar a todos los hispanoparlantes e ignorar la diversidad dentro de nuestras propias culturas?
Por desgracia, aquella mañana no hubo posibilidad de hablar con Gabo sobre el tema. Mi única consejera fue la Luna.
Y así, bajo el amparo de su plateada cobija, tuve que decidir solita si podía darme el lujo de mandar a la porra a mi agente…
No les digo lo que finalmente decidí, mis queridos lectores. Sospecho que lo adivinarán cuando lean la novela. Pero les cuento que La Casa de los Secretos será publicada por Planeta en julio, con todos sus mexicanismos. Que son hartos. Pero eso sí, con un glosario de dos páginas.

martes, 31 de mayo de 2016

¡Presentación!/Presentation!

¡Presentación! ¡Presentación! Este domingo, 6 de junio, estaré presentando Quiero una mascota, libro álbum ilustrado por Enrique Torralba y publicado por Pearson. La cita es en la librería Porrúa Chapultepec, enfrente del Museo de Antropología, a las 2 de la tarde. Después, el sábado, 25 de marzo, se presentará en la Librería Gandhi Palmas a las 5 de la tarde.  Acompáñenos a disfrutar de este libro lleno de números, animales y fantasía.

Book presentation! Book presentation! This Sunday, June 6, I'll be presenting Quiero una mascota, picture book illustrated by Enrique Torralba and published by Pearson. It will take place in  Librería Porrúa Chapultepec, in front of the Museum of Anthropology, at 2 PM. Later, on Saturday, March 25, I'll be presenting it in Librería Gandhi Palmas at 5 PM. Join us and enjoy this book filled with numbers, animals and fantasy.

lunes, 23 de mayo de 2016

Entrevista con Leylha Ahuile/Interview with Leylha Ahuile

Después de varios meses de mucha actividad, viajes y la vida y sus placeres y dificultades, regreso al blog y una de mis intensiones es alimentarlo de manera más frecuente.
Por eso, incluyo una entrevista que salió en el número 39 de La cometa, boletín en español que pertenece a la Society of Children's Book Writers and Illustrators (SCBWI) de los Estados Unidos. Sale cada cuatro meses y es el trabajo de Malena F. Alzú, varias personas que comparten sus experiencias y opiniones sobre el quehacer de la literatura infantil y juvenil, y yo.
La entrevista fue hecha a una mujer muy activa en la cuestión de la promoción de la literatura en español y/o bilingüe incluyendo los que son para niños y adolescentes. 
Se llama Leylha Ahuile.
Leylha Ahuile es originalmente de Chile, creció en Chicago y ahora vive en Los Ángeles. Se ha desempeñado hace tiempo en el campo de la literatura pues ha sido empresaria, editora, autora y fundadora de PromoLatino y TintaFresca, la revista digital sobre literatura en español. Su filosofía es que hay que amar lo que haces y, si no es así, hay que cambiar las metas. Es una apasionada de lo que hace, especialmente en lo que refiere a los libros.
La cometa (LC): Leylha, antes que nada, muchas gracias por darnos esta entrevista. Estamos seguros de que a nuestros lectores les va a encantar. Cuéntanos algo sobre tu trayectoria en el mundo de los libros.
Leylha Ahuile (LA): Gracias a ustedes por vuestro interés. Hace más de 20 años comencé en el área de ventas de libros de texto al mercado escolar para la editorial Santillana. Dado que Santillana también publicaba libros de literatura, los ofrecíamos como productos suplementarios a los libros de texto. Como encontraba los libros de literatura mucho más entretenidos que los de texto, me lo pasaba inventando actividades para presentarle a los maestros. Luego asumí el cargo de vice presidenta y directora editorial de obra general en Santillana. Durante mi tiempo en la editorial me di cuenta que aún faltaba mucho para que la industria del libro en español llegara al nivel de la industria en inglés. No me refiero a calidad de los libros sino a la maquinaria necesaria para que un libro llegue a las manos de un lector: canales de distribución, puntos de ventas, medios que hablaran sobre libros, etc. Todo eso me llevó a formar mi propia empresa, PromoLatino.
El resto de la entrevista se puede leer en:
http://spain.scbwi.org/?p=1852

After a few months or much activity, trips, and life and its pleasures and difficulties, I come back to my blog and one of my intentions is to feed it more frecuently.
This is why I'm sharing an interview that was published in number 39 of La cometa, the Society of Children's Book Writers and Illustrators (SCBWI) electronic bulletin in Spanish. It comes out every four months and is the collaborative work of Malena F. Alzú, various people who contribute articles and opinion pieces, and myself.
The interview is of a very active woman focused on the promotion of books of Latino interest, among them those for young readers, either in Spanish or bilingual.
Her name is Leylha Ahuile.
If you care to read it in Spanish, here is a link:
http://spain.scbwi.org/?p=1852

jueves, 7 de enero de 2016

¡Vuela La cometa 38!/La cometa 38 is flying!

El número 38 de La cometa ya está disponible en http://eepurl.com/bL3_jH
Boletín electrónico en español de la Society of Children's Book Writers and Illustrators (SCBWI, www.scbwi.org), es gratuito y está repleto de información para gente involucrada en todo lo que tiene que ver con la literatura infantil y juvenil. Hasta abajo del boletín aparece el link para suscribirse.
Esta vez, hay tres entrevistas muy buenas: una con la agente Adriana Domínguez, otras con Edna Iturralde, renombrada autora ecuatoriana, y con la Dra. Laura Guerrero, investigadora mexicana que se dedica a ahondar en temas de la LIJ. Asimismo, hay, entre otras, noticias, artículos de opinión e información sobre eventos y congresos que se llevarán a cabo este año.

Number 38 of la cometa is already available at http://eepurl.com/bL3_jH
Electronic bulletin in Spanish of the Society of Children's Book Writers and Illustrators (SCBWI, www.scbwi.org), it is free and is full of information of interest to people involved in the field of books for children and young adults. At the end of the bulletin there is a place where you can sign up for it.
This time there are three interesting interviews: one with agent Adriana Domínguez, another with Edna Iturralde, renowned author from Ecuador, and with Dr. Laura Guerrero, Mexican investigator who is dedicated to delving into children and young adult books. There are also, among others, articles, news, op eds, and information about events and conferences that will be held this year.

jueves, 31 de diciembre de 2015

Kopecks for Blintzes ya a la venta/Kopecks for Blintzes already for sale

The good news is that Kopecks for Blintzes is now on sale at Amazon: http://www.amazon.com/Kopecks-Blintzes-Judy-G…/…/ref=sr_1_1…

La buena noticia es que Kopecks for Blintzes ya está a la venta en Amazon.

viernes, 11 de diciembre de 2015

SCBWI Book Launch Party/SCBWI Fiesta de lanzamiento de libro

La SCBWI, Society of Children's Book Writers and Illustrators, ha diseñado una forma genial de hacer una lanzamiento de libros nuevos en su página. Ayer subí la información de uno de mis libros nuevos. Se llama Kopecks for Blintzes, lo ilustró Susan Batori y lo publica Kar-Ben, parte del grupo Lerner Publications. Ojalá pasen a la fiesta de mi libro y se queden un rato. Pueden buscarlo en http://www.scbwi.org/display-book-launch-party/?id=370155 y dénle un like si les gusta. El libro estará a la venta, a través de la página de la editorial, a partir del 1 de enero. También pueden visitar las otras fiestas de lanzamiento ya que andan por ahí. Se acerca Navidad y un libro (¡o varios!) es el mejor regalo..


The SCBWI, the Society of Children's Book Writers and Illustrators, has come up with a fabulous way of doing a virtual book launch through its webpage. Yesterday I uploaded the information of one of my new books. It's called Kopecks for Blintzes, it was ilustratged by Susan Batori, and published by Kar-Ben, part of the Lerner Publications Group. Come by and stay a while in my party! You can find it at http://www.scbwi.org/display-book-launch-party/?id=370155 and give it a like if you like it. The book will be on sale as of January 1 in the publishers's website. You can also visit the other book launch parties while you're at it. Christmas is right around the corner and a book (or several!) is the best gift.

miércoles, 7 de octubre de 2015

La Universidad Iberoamericana lanza su revista electrónica dedicada al estudio de la literatura infantil y juvenil contemporanea/ The Universidad Iberoamericana releases its electronic bulletin dedicated to the study of contemporary books for young readers

La Universidad Iberoamericana lanza su revista electrónica dedicada a la literatura infantil y juvenil. La pueden leer en http://issuu.com/lijibero/docs/lij_ibero_0. En ella hay reseñas, articulos académicos y uno mio que no es tan académico: Los cuatro elementos: Un acercamiento a la creación del libro álbum. También hay artículos escritos por Laura Guerrero, Evelyn Arizpe, Arnulfo Uriel de Santiago y Daniella Blejer, entro otros.

The Universidad Iberoamericana launches its electronic bulletin dedicated to children's literature. You can read it at http://issuu.com/lijibero/docs/lij_ibero_0. It has reviews, academic articles and one of mine, which is not too academic. It's called Los cuatro elementos: Un acercamiento a la creación del libro álbum (The Four Elements: An Approach to the Creation of the Picture Book). There are also articles written by Laura Guerrero, Evelyn Arizpe, Arnulfo de Santiago and Daniella Blejer, among others.