lunes, 17 de enero de 2011

Lo prometido es deuda y, como dije hace dos semanas, trataré de publicar algo todos los lunes. Claro que hay que pensar muy bien en qué escribiré para no aburrir a nadie. Mañana trataré (porque soy bastante negada para algunas cosas tecnológicas) de subir las portadas de mis libros nuevos. Estoy muy contenta con ellos y cómo quedaron. Mi editora, Eva Gardenal, de Progreso Editores, hizo un muy buen trabajo: buen tamaño, bonito papel, buen diseño y las ilustraciones de cuatro excelentes ilustradores mexicanos. ¿Los títulos? Muyal, un cuento maya ilustrado por Mónica Padilla; El intercambio, un cuento maya, y Sapo y Yuku, un cuento yaqui, los dos ilustrados por Arno Avilés; Baak, un cuento maya ilustrado por Fabricio Vanden Broeck y ¡Qué delicia!, un cuento kiliwa ilustrado por Ricardo Peláez. Como se habrán dado cuenta, me encantan los cuentos de tradición oral de México. Hay una enorme riqueza de cuentos en todo el país, cuentos llenos de humor, gracia, sabiduría y conocimientos.

Hay niños y adultos que me pregunta dónde encuentro los cuentos. He oído algunos de la boca de narradores que pertenecen a los grupos indígenas pero es algo poco común porque no me conocen. Me encantaría escucharlos directamente de los narradores de los grupos pero más bien los he buscando y los sigo buscando en bibliotecas, libros, el internet, revistas y un gran etcétera ya que siempre estoy a la expectativa de encontrarlos. Busco, busco y busco y si uno me llama la atención, lo cuento a mi manera. Para evitar contar un cuento que es original pero que el autor lo ha escrito como si fuera de tradición oral (lo cual es perfectamente válido) busco por lo menos dos o tres versiones del mismo cuento para verificar que efectivamente es un cuento de folklore y porque, además, no quiero que me culpen de plagio. Cuando los cuento a mi manera, trato de hacerlo con mucho respeto. Yo no digo que soy la autora del cuento, más bien pido que en la portada diga "versión de". También mantengo archivos de las diferentes versiones de los cuentos.

En fin, para mi es un enorme placer dar a conocer estos cuentos a niños de todos lados para que se diviertan con ellos y que, de paso, aprendan algo sobre los grupos indígenas de México.

Otro día escribiré algo más sobre el tema del folklore. Hay mucho de qué hablar.

And now the English version:

In Spanish we say "lo prometido es deuda" or "A promise is a debt" and as I said two weeks ago, I'll try to publish something every Monday. Of course, I have to think of what I will say so I don't bore everyone. Tomorrow I will try (because I'm not very techie) to upload the covers of my newest books. I'm very happy with them and how the came out. My editor, Eva Gardenal, from Progreso Editorial, did an excellent job: good size, great paper and cover, good design and illustrations by four of Mexico's best illustrators. The titles? Muyal, a Maya tale illustrated by Mónica Padilla; Sapo y Yuku, a Yaqui tale, and El intercambio, a Maya tale, both illustrated by Arno Avilés; Baak, a Maya tale illustrated by Fabricio Vanden Broeck, and ¡Qué delicia!, a Kiliwa tale illustrated by Ricardo Peláez. As you can see, I love folktales from Mexico. There is an enormous amount of stories in the whole country, stories filled with charm, humor, wisdom, and knowledge.

Kids and adults ask me where I find the stories. I've heard a few from native storytellers but it's not very often because they don't know me. I'd love to hear more stories from them but I usually find them in books, libraries, the internet, magazines, and a long etcetera since I'm always on the lookout. I look and look and look and if one attracts my attention then I retell it in my own words. To avoid retelling an original tale that the author has written like a folktale (which is perfectly valid) I look for two or three different versions to check that the story is a folktale and to avoid being sued for plagiarism. When I tell the stories in my own words I do it with a lot of respect. I never say that I am the author of the story: it says "retold by." I also keep files of the different versions I have found.

I love to present these stories to kids from all over so they can have a good time and also learn something about the naive groups of Mexico.

Another day I'll write some more about folklore. There is a lot to say.

3 comentarios:

Elena Dreser dijo...

¡Bravo, Judy! Tú siempre tan activa.

Elena Dreser

Susana Báez dijo...

Felicidades por tantos éxitos Judy... más los que vienen. Te seguiremos en este espacio. Y más si nos encontramos a nuestra admirada Elena Dreser por aquí... abrazos a las dos.

judygoldman dijo...

¡¡¡Uy, qué delicia encontrar sus comentarios!!! Me dio mucha emoción ver que alguien me leyó. Les mando abrazos a las dos.